Marketing de Punto de Venta o «Point of Purchase»

El marketing de punto de venta o “Point of Purchase”, también llamado (POP, por sus siglas en inglés), utiliza elementos de exhibición y materiales variados para influir en la decisión de compra de los clientes adentro o alrededor de una tienda, así como para motivar la compra por impulso.

Digamos que es el último esfuerzo de persuasión que hace una marca o una tienda, en la larga cadena de acciones que se llevan a cabo para llevar a un consumidor a realizar una compra.

Si ejemplificamos esa cadena, una mujer que entra a una tienda muy probablemente ya ha recibido una serie de estímulos que motivaron su acción. Probablemente unas semanas atrás vio un comercial en la televisión que le recordó la tienda y el tipo de inventario que vende.

Después, en una plática con sus amigas unos días antes, una de ellas comentó que acababa de visitar esa tienda y que ahí encontró una “mascada bellísima” que le regaló a su suegra.

Luego, mientras caminaba por el centro comercial, captó el logotipo y los colores de la tienda y al pasar enfrente vio en el aparador accesorios que le llamaron la atención y varios letreros impresos que hablaban de cierta colección de temporada.

Al final de esta cadena, cuando por fin esta compradora potencial ingresa a la tienda, entra en juego el POP, que a su vez hace un esfuerzo concreto de comunicación, ahí mismo en el momento de decisión final del consumidor, para influir en su decisión de compra. Por eso siempre tienes que pensar muy bien que poner en los aparadores.

Como vemos, el marketing de punto de venta entra en acción cuando un cliente está dentro de la tienda y listo para hacer una compra.
Las técnicas de exhibición y comunicación del POP atraen la atención a productos, marcas o inventario específicos para mostrar las ventajas del producto, sus atributos y/o beneficios para el comprador.

Haz tu punto de venta interesante y atractivo

Cambia constantemente las ofertas, organiza de manera diferente el inventario y varía el diseño para mantenerlo siempre interesante, fresco y llamativo.
Las ofertas de descuentos y el famoso BOGO 50% Off (Buy One, Get One: “compra uno y el segundo llévatelo a mitad de precio”) son ejemplos de promociones de venta que deben cambiarse constantemente para seguir teniendo efectividad. Si la oferta siempre está disponible, los clientes no sentirán la urgencia de comprar, pensado que es una promoción permanente, reduciendo la compra de producto adicional para aprovechar el descuento.

El uso de cupones seleccionados de acuerdo con los hábitos de consumo de un consumidor e impresos en los tickets de compra es un ejemplo del avance en el retail marketing. Los mensajes de texto por medio de tecnología GPS enviados a teléfonos móviles de usuarios específicos justo mientras visitan un centro comercial es otro ejemplo de las innovaciones en el campo del marketing de retail.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *